Instalación y Mantenimiento industrial Calefacción, climatización y energía solar  | INTERCLIMA PENEDÈS | Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona

  • Instalador aire acondiconado Vilafranca el penedès Tarragona y Barcelona
  • Instalador energia solar Vilafranca del penedes Tarragona y Barcelona
  • Instalador descalcificador Vilafranca del penedes Tarragona y Barcelona
  • Instalador caldera Vilafranca del penedès Tarragona y Barcelona

La calidad de nuestros servicios están avalados por:

  1. Generalitat de Catalunya
  2. Baxiroca

Consejos de Ahorro en Calefacción

  • La temperatura de confort ideal la situamos entre 19 y 21 ºC. Cada grado que la elevemos, aumenta el consumo entre un 5% y un 9%. En los dormitorios la temperatura recomendada es de 20º, pero por la noche se recomienda bajarla entre 15 y 17 ºC. En los salones y salas de estar la temperatura debería ser de entre 18º y 21 ºC, y en los cuartos de baño un poco más elevada, entre 22º y 24 ºC.
  • Instalar válvulas termostáticas en los radiadores, ayudan a regular e independizar la temperatura por zonas.
  • El aire en los radiadores dificulta su funcionamiento. Púrguelos al comienzo de la temporada.
  • Para ventilar una habitación es suficiente con abrir las ventanas 10 minutos. Más tiempo produce la pérdida de calor de paredes y muros haciendo mucho más costoso después el calentamiento interior.
  • Baje las persianas por la noche para evitar pérdidas de calor.
  • Instale doble ventana, doble cristal o burletes en ventanas y puertas para mejorar el aislamiento térmico. Una vivienda bien aislada necesita entre un 20 y un 40% menos de consumo energético para mantener una temperatura agradable.
  • No cubra ni coloque objetos al lado o sobre los radiadores, dificultan la difusión del calor. Una simple peana sobre el radiador reduce el calor emitido por este un 10%.
  • Recuperar una temperatura agradable consume menos energía que calentar una vivienda fría, por ello, si no se va a estar en casa durante un día o dos es aconsejable mantener la temperatura a 15º C en lugar de apagar la calefacción.
  • Si tiene habitaciones en su vivienda que son poco utilizadas, como pueden ser los dormitorios de invitados, cierre las llaves de calefacción con esto puede estar ahorrando en un 5% y un 8%.
  • Si tiene calor, baje la temperatura de la calefacción, apáguela o cierre las llaves de los radiadores, pero no abra las ventanas para disipar el calor.
  • La calefacción, con un 45% de media, supone el principal gasto energético de los hogares españoles.

El mantenimiento de la calefacción y el Agua Caliente Sanitaria

El mantenimiento de la calefacción y del Agua Caliente Sanitaria (A.C.S.) está regido por una reglamentación a nivel estatal de Instalaciones Térmicas definida como RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios); y aunque son unas normas extensas y de obligado cumplimiento, en el artículo 25 del mismo define que 'El titular o usuario de las instalaciones térmicas es el responsable en lo que se refiere a su uso y mantenimiento; concretamente de que se realicen las siguientes acciones”:

  • Encargar a una empresa mantenedora la realización del mantenimiento de la instalación térmica.

  • Realizar las inspecciones periódicas.

  • Conservar la documentación.

El usuario, por tanto, debe responsabilizarse del mantenimiento de sus instalaciones, si bien para ello deberá contar con un contrato de mantenimiento con una empresa mantenedora autorizada por industria o por el órgano público de la comunidad autónoma en concreto.

Es importante matizar, que no sirve de gran cosa tener los mejores equipos y materiales, con todo lujo de dispositivos de regulación y control, si todo ello no está debidamente manejado, supervisado y mantenido por personas expertas y con el conocimiento claro sobre la racionalización y el consumo de energía.

Con una buena supervisión y mantenimiento se pueden obtener mejores resultados que si se aplican todos los sistemas de control pero no se cuenta con la participación activa de las personas. La máxima eficiencia se conseguirá pues cuando se dispongan de ambas cosas conjuntamente: una instalación adecuada y un buen servicio de mantenimiento, realizado por una empresa de mantenimiento autorizada.

Un buen servicio de mantenimiento no sólo consigue que la instalación rinda con las prestaciones para las que fue proyectada, sino que permite corregir desviaciones, prevenir averías, procura que el gasto energético sea mínimo y por supuesto contará con los beneficios ambientales de un funcionamiento óptimo de la instalación.

Operaciones mínimas de mantenimiento:

  • Comprobación y limpieza, si procede, del circuito de humos de calderas.

  • Comprobación y limpieza, si procede, de conductos de humos de la chimenea.

  • Limpieza del quemador de la caldera.

  • Revisión del vaso de expansión.

  • Comprobación de los niveles de agua en los circuitos.

  • Comprobación de la estanqueidad de circuitos y válvulas.

  • Revisión de los sistemas de seguridad.

  • Comprobación del tarado de los elementos de seguridad.

  • Revisión de bombas y ventiladores.

  • Revisión del aislamiento térmico.

  • Revisión del sistema de regulación y control automático.

  • Etc.



Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.